Hogar en la naturaleza



Amanhá es el nuevo conjunto de casas de lujo de Inmobilia dentro del Yucatán Country Club, considerado como el desarrollo habitacional con mayor plusvalía del Estado.

Son 42 residencias ubicadas en la zona más privilegiada del Country Club, con vistas al campo de golf “El Jaguar” y de uno de los cenotes más bellos dentro del desarrollo.

El proyecto se sitúa en el norte de Mérida y vivir allí, afirman los desarrolladores, significa estar en un oasis, rodeado de naturaleza y con una temperatura menor hasta en cuatro grados de la que normalmente se siente en la capital del Estado.

Por ello no es raro preguntarles a quienes deciden vivir en Yucatán: ¿Quieres vivir en Mérida o quieres vivir en Yucatán Country Club?

Además, vivir en el Country Club no solo es vivir en la ciudad más segura de México, sino “en el lugar más seguro de Mérida”, afirman Roberto Kelleher Vales y Emilio Díaz Castellanos, socios fundadores de Inmobilia y Yucatán Country Club.

En entrevista con el Diario, recuerdan que el proyecto se concibió en 2004, en 2005 compraron la tierra y en 2010 inauguraron la casa club, la academia, el campo de golf y levantaron toda la infraestructura que se ve en la actualidad.

El proyecto, informan, abarca 2,500 unidades de las cuales ya se vendieron en total 1,600.

En total son 346 residencias construidas, 306 departamentos, 122 casas en construcción y 104 proyectos que se encuentran en revisión en el Departamento de Arquitectura.

Actualmente 700 familias —2,300 personas en promedio— viven en Yucatán Country Club. El 80% proveniente de otras latitudes, incluyendo otros países. Tan solo en el Colegio Madison, situado en la entrada del complejo, hay alumnos de siete nacionalidades.

A ese número de residentes próximamente se sumarán los de Amanhá, el desarrollo que hoy viernes 15 será inaugurado en ceremonia que encabezarán los socios, quienes tendrán a su cargo el entierro de una cápsula del tiempo que se abrirá en 25 años.

Amanhá, resalta Roberto Kelleher, es un proyecto de lujo para nivel alto en el que se están invirtiendo 580 millones de pesos.

Tras señalar que todos los proyectos dentro del Yucatán Country Club están bajo el régimen de condominio. donde todo está reglamentado como en Estados Unidos, el ingeniero Kelleher subraya que Amanhá es uno de los primeros desarrollos en México donde el cliente tiene la opción de personalizar su casa.

Las residencias están pensadas para la “nueva normalidad”; es decir, los habitantes podrán trabajar allí o tener clases virtuales en espacios amplios, confortables y a su gusto.

El diseño de interiores es del arquitecto Francisco Hanhausen.— IVÁN CANUL EK

Desarrollo Propiedades de lujo

Hoy se inaugurará un conjunto de casas en Yucatán Country Club denominado Amanhá.

Habitaciones

Cada casa tiene de 300 a 481 metros cuadrados de construcción. Son tres modelos de dos, tres y cuatro recámaras con baños completos, estancia, comedor, cocina, medio baño, cuarto de servicio, cuarto de lavado, “family room”, terraza, jardín y tres cajones de estacionamiento. Además, cuentan con su propio pórtico de acceso con vigilancia; una privada dentro de una privada.

Otras ventajas

Aunado a ello, los residentes de Amanhá tienen acceso a la casa club, a las diferentes academias y todo lo que ofrece el Yucatán Country Club.

Comunidad

“Nuestra misión es crear comunidades. Trabajamos los proyectos pensando en las personas, no en el producto. Por ello la gente encontrará una comunidad consolidada. Acá hay club de historia, misas los domingos, academias… Sí hay una comunidad activa que marca la diferencia. Desde el día que llegues tendrás un espacio donde convivir, si te gusta correr, montar bicicleta, jugar tenis o golf, enseguida te integras”.